Servicios profesionales de traducción en Valencia

Servicio profesional de traducción en Bilbao

Para quienes no lo saben, un traductor es un profesional especialista en reproducir mensajes originales al idioma de destino a través de soporte escrito. Para lograr su objetivo y producir un resultado eficiente el traductor debe tener conocimientos acabados no solo de la lengua de destino en general sino también de las distintas terminologías especificas que se utilizan en cada ámbito para dar el correcto uso a cada palabra en su traducción.

Habilidades de profesionales de traducción en Madrid

Cuando hablamos de un servicio eficiente y profesional de traducción en Valencia es importante que sepamos que no basta con conocer determinado idioma para poder desempeñarnos dentro de esta área: se debe contar con un estudio profundo de la lengua (incluyendo cuestiones ortográficas, gramática, terminología específica, entre otras cosas).

Además de contar con el conocimiento necesario para poder desempeñarse en este trabajo, el profesional de traducción en Barcelona deberá además poseer una amplia capacidad de lectura y de análisis para poder elaborar bien sus documentos y hacer una correcta interpretación del mensaje. Será fundamental que el traductor tenga la capacidad de interpretar no solo los términos coloquiales de la lengua sino también las metáforas, giros y los típicos dichos que se utilizan en la cultura en cuestión. La clave es poder trasladar de manera fiel lo que se ha querido comunicar en el texto de origen hacia el de destino.

La confusión entre un traductor y un intérprete

Confundir a los traductores con quienes se desempeñan como interpretes es algo que sucede muy a menudo, incluso más frecuentemente de lo que imaginamos. Lo cierto es que ambas profesiones son diferentes y conocer esos puntos que las separan es fundamental para entender qué es lo que hace cada uno.

El mensaje a comunicar es diferente

La principal diferencia que existe entre los profesionales de traducción en Bilbao y quienes se dedican a la interpretación tiene que ver con el tipo de contenido que se busca transferir de una lengua a otra: los intérpretes trasladan mensajes de manera oral, mientras que los traductores lo hacen en formato escrito.

Cuentan con habilidades diferentes

Partiendo de la base de que un profesional de traducción en Madrid trabajará con formatos escritos, podemos inferir que las habilidades requeridas para este tipo de labor son distintas a las que se requieren para ser intérprete. En este último caso hará falta contar con excelente memoria y capacidad de reacción y análisis prácticamente automático, sobre todo si la interpretación se realiza in situ. Por su parte, los traductores deben manejar una excelente escritura, ortografía y tener conocimientos acabados de edición de textos, revisión, corrección, entre otros.

¿Por qué es fundamental una buena traducción?

La traducción de textos escritos es casi un arte. No se trata simplemente de traducir palabras, sino de traducir conceptos, ideas, mensajes… y en muchas ocasiones plasmamos culturas (qué poético, ¿verdad?). No en vano los traductores nos tenemos que formar adecuadamente para ello.

Obviamente, lo más importante es que el mensaje del texto quede reflejado de forma inteligible e idiomática (o lo que es lo mismo… que no suene “raro”) y por supuesto, que el contenido sea fiel al original. ¿La prioridad? Eliminar todas las barreras para que la comunicación en los textos sea fluida y garantizar que no existirán problemas de comprensión.

¿Todos los traductores traducen de todo?

de todo?
Demos por sentado que cada traductor tiene sus lenguas de trabajo. De igual modo que un profesional trabaja con un número limitado de idiomas, es normal que se especialice en ciertos ámbitos (igual que los médicos). Las especializaciones más habituales son los ámbitos jurídico, técnico, médico, marketing… Nuestras especializaciones propias se pueden ver en la pestaña ¿Por qué Euterpe? pero si necesitara un especialista en relojería,por ejemplo, ¡se lo buscamos!

¿Cuánto me puede costar una traducción?¿Y cuánto tarda?

Lo más habitual es ofrecer un presupuesto por palabra. En casos excepcionales se podría acordar una tarifa por página o por horas de trabajo. Por supuesto, la tarifa varía dependiendo de la dificultad y el nivel de especialización del texto… ¡y de la urgencia! Tenga en cuenta que un traductor trabaja a una media de 2.500 palabras al día, si le pide un esfuerzo extra o incluso que tenga que contactar a colegas para terminar a tiempo eso se merece una propina, ¿no?

¿Tiene un texto que traducir? ¡Póngase en contacto con nosotros y será un placer hacerle un presupuesto sin compromiso!

Estamos a su disposición

¿Necesita más información o le interesa pedir un presupuesto?

Contacte con nosotros