Para muchas empresas que continúan prestando servicios a clientes que no hablan su mismo idioma durante la pandemia de COVID-19 el llegar a comunicarse correctamente puede resultar desafío importante. La tecnología para videoconferencias, aunque se encuentre lejos de ser perfecta, puede ayudarnos a proporcionar servicios sin perder todo el contacto presencial que generalmente facilita más la comunicación y que hoy en día se ha visto limitado. Si bien la interpretación remota o a distancia ya era una práctica relativamente instalada, se ha vuelto muy requerida y popular en los últimos meses debido a la crisis sanitaria que atravesamos y que nos exige tratar de evitar el contacto físico en la mayor medida posible.

Eventos con intérpretes profesionales a distancia

La situación que estamos viviendo a nivel mundial producto del Coronavirus ha impactado en distintos sectores, incluido el de los intérpretes profesionales: al no poder organizar grandes eventos o reuniones donde se aglomere una gran cantidad de personas se han cancelado una innumerable cantidad de congresos y eventos en estos últimos meses, lo que ha puesto en peligro la estabilidad laboral de muchos profesionales del sector de la interpretación. Y en aquellos casos en los que los eventos no se han visto cancelados, se han tenido que buscar alternativas que permitan reducir el contacto humano al mínimo.

Ahora bien, la innovación tecnológica y los grandes avances que se han visto en los últimos años en las telecomunicaciones ofrecen para esta crisis actual una importante oportunidad para poder adaptar los eventos al plano digital: pasar a planificar reuniones de negocios, congresos y simposios de manera virtual no es algo sencillo, pero no es imposible y gracias a la tecnología con la que contamos en la actualidad todas las brechas se han achicado.

Interpretación remota para eventos

La interpretación simultánea remota facilita la planificación de eventos que requieren servicios de interpretación gracias al desarrollo de lo conocido como “cabinas virtuales, plataformas en línea en las que se celebrará el evento y a las que se accede mediante un clic. Supone una gran alternativa para momentos de crisis donde las cosas no pueden funcionar de la manera habitual.

Para aquellos intérpretes que están incursionando en el trabajo remoto por primera vez, el proceso puede no ser sencillo en un principio. Para tener una buena experiencia, es importante tener en cuenta algunas cuestiones que nos permitirán disminuir el margen de error al mínimo posible:

  • Durante la interpretación remota es importante apagar todas las notificaciones de sonido (Skype, WhatsApp, correos electrónicos, etc.) para que no interfieran con la comunicación.
  • Se deben eliminar o minimizar los ruidos de fondo y las interferencias: lo ideal es trabajar desde el interior, en una habitación con puertas y ventanas cerradas para evitar ruidos extraños.
  • Se recomiendan los micrófonos direccionales para evitar ruidos extraños que perjudiquen la calidad del sonido.
  • Lo mejor es utilizar auriculares individuales con micrófonos de alta calidad y cancelación de eco a la hora de realizar una interpretación de eventos a distancia.
  • Para evitar problemas de conexión, lo mejor es seguir la reunión con una conexión por cable Ethernet.
  • Se debe silenciar el micrófono cuando no se habla. Esto evita que se produzcan ruidos molestos o interferencias durante la ponencia o evento.

Todo lo anterior es también cierto para los participantes de la reunión, ya que deben garantizar la mejor calidad de sonido posible para que el intérprete pueda desempeñar su función en las mejores condiciones posibles. Es importante asegurar un sonido aceptable para que el mensaje no se pierda y pueda transmitirse a todos los asistentes.